SAT y RFC: Todo lo que debes saber

En México, la entidad encargada de aplicar la ley fiscal y de aduanas es el Servicio de Administración Tributaria, también conocido por sus siglas, SAT. Este es el organismo que emite el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), utilizado para pagar impuestos. En este post te explicamos todo lo que debes saber sobre ambos si desempeñas una actividad comercial.

La enditad fiscal mexicana emplea el RFC para identificar a cada uno de los contribuyentes, precisar sus ingresos y cuánto les corresponde pagar en impuestos al estado federal. Allí recae la importancia de contar con esa identificación, que además es obligatoria. Si realizas alguna labor que te genere una renta, debes tramitar este documento.

¿Qué es el SAT?

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) es la enditad fiscal mexicana que recauda, administra y distribuye los ingresos que recibe el gobierno federal por impuestos. Se desprende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y, mediante el RFC, determina los ingresos de las personas y cuánto tienen que pagar en tributos al Estado.

Por tal motivo, exige que toda persona que realice una actividad comercial que le genere una renta esté registrada en su padrón de contribuyentes. A este organismo público le corresponde aplicar las leyes aduaneras y fiscales, lo cual le faculta a imponer multas y sanciones.

Creación del Servicio de Administración Tributaria

El SAT data del 15 de diciembre 1996, cuando se publicó en el Diario Oficial de la República (DOF) la Ley del Servicio de Administración Tributaria, que le dio origen. Pero no sería sino el 1 de julio del año siguiente cuando iniciaría sus funciones.

Desde esa fecha dejo de operar la Subsecretaría de Ingresos, a la cual reemplazó. Actualmente, y luego de varias modificaciones en su estructura, el SAT tiene como atribuciones principales recaudar impuestos, ubicar y llevar un registro de los contribuyentes, supervisar y garantizar que se cumplan la leyes fiscales y aduaneras y liquidar las recaudaciones, entre otras.

Estructura directiva de la institución

Debido a que el SAT pertenece al gobierno federal, el presidente de la República Mexicana es quien nombra al máximo directivo de este organismo y quien tiene el poder de removerlo de su cargo. Esta decisión presidencial tiene que contar con el respaldo de la Cámara de Senadores del Congreso de la Unión.

La actual titular de esta institución es la matemática Raquel Buenrostro Sánchez, quien asumió el cargo desde finales del año 2019. Junto con el Jefe del SAT, esta entidad pública cuenta con una Junta de Gobierno, que está compuesta de la siguiente manera:

  • Un titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el cual se ubica en el máximo puesto de mando.
  • Tres consejeros. Estos los selecciona el Secretario de Hacienda de entre un grupo de los empleados con mayor rango en la Secretaría de Hacienda y Créditos Públicos.
  • Tres consejeros independientes, los cuales elige el presidente de México.

¿Dónde está ubicado el SAT?

La oficina principal de esta institución, como la mayoría de los poderes del país, se encuentra en la capital mexicana. El SAT está localizado en la Av. Hidalgo 77, Col. Guerrero, C.P. 06300, Ciudad de México. Desde cualquier parte del territorio nacional es posible comunicarse con este organismo vía telefónica a través del número 55 627 22 728.

Para hacer consultas o pedir información desde Canadá o Estados Unidos, hay que llamar al 01-877-44-88-728.

¿Para qué utiliza el RFC el SAT?

El Registro Federal de Contribuyentes, también conocidos por sus siglas, RFC, es una herramienta del SAT. El organismo lo utiliza para identificar a quienes cancelan tributos, precisar cuáles son sus ingresos y establecer cuánto deben pagar en impuestos al Estado.

En gran parte, los fondos que se recaudan se destinan a financiar los programas sociales que impulsa el gobierno federal, por ejemplo, planes de becas. A inicios de febrero de 2020, la titular del SAT, Raquel Buenrostro Sánchez, dijo que se tenía 1.2 billones de pesos en disputa en litigios. Se estima que con esa cifra se costearían seis años de ayudas para los ciudadanos.

¿Quiénes deben tener esta identificación?

Por ley, todas las personas físicas y morales que lleven a cabo alguna actividad comercial están obligadas a tener un RFC. El proceso para tramitarlo es gratuito y, puede realizarse a través de internet en el website oficial del SAT. La clave obtenida es la que debe usarse para emitir facturas.

La plataforma virtual también permite a los contribuyentes imprimir su Cédula de Información Fiscal (CIF). Ésta contiene un código QR y los datos de la persona que se encuentran registrados en el padrón del SAT.