¿Sabes qué es el RFC y para qué se usa?

El Registro Federal de Contribuyentes, también conocido por sus siglas, RFC, es un código que debe tener en México toda persona física o de tipo moral. Se emplea para llevar a cabo todo tipo de actividades económicas, por las cuales se está en la obligación de pagar impuestos al Estado. Para esto se usa el RFC. En este post te contamos en más detalle para qué te sirve.

A esta clave se vinculan ciertos otros datos. Por ejemplo, la fecha de nacimiento, nombres y dirección en el caso de las personas físicas; y, en lo que respecta a los individuos morales, su nombre y fecha en la cual fue constituida. Esta clase de información es de utilidad para que el Servicio de Administración de Aduanas, a quien se pagan los tributos, cumpla sus funciones.

¿Por qué debo tener un RFC?

Resulta importante tener presente que el Servicio de Administración de Tributaria (SAT, por sus siglas) es el organismo que se encarga de que se aplique la ley fiscal y aduanera y pertenece a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

De acuerdo a lo que se establece en los textos legales, este organismo recauda y liquida las contribuciones de los ciudadanos, para que luego esos recursos se usen en beneficio del país. En este rol entra el RFC, que permite hacerlo de manera organiza y sistematizada. También por eso se asocian datos de carácter personal a esta clave.

El SAT, entidad que fue creada el 15 de diciembre de 1996, registra mediante este código único los ingresos que percibe cada persona y, según ese valor, cuánto le corresponde aportar en impuestos. Debido a esto, es obligatorio tener un RFC.

¿Hay diferentes tipos de RFC?

El Registro Federal de Contribuyentes (RFC) puede ser de dos clases, según el tipo de persona, física o moral. En el primer caso, se componen de 13 dígitos, mientras que en el según comprenden 12 caracteres.

Así, el RFC de un individuo físico sería, por ejemplo, algo parecido a esto: GOCL910707OMG. En donde, las primeras dos letras representan el primer apellido (González), las siguientes son las iniciales del segundo apellido y el nombre (Calderón Leticia) y a continuación el año, mes y día de nacimiento (07 de julio de 1991) y tres caracteres aleatorios; a éstos se les llama homoclave.

¿Qué son los regímenes fiscales?

Todas las personas que cuente con esta clave están registradas dentro de un mismo padrón. Para finales de 2019, lo integraban 41.6 millones de personas, de acuerdo con cifras oficiales. No obstante, los contribuyentes se distinguen según el régimen o grupo fiscal al que pertenecen: Prestación de servicios profesionales, régimen de incorporación fiscal o sueldos y salarios.

  • Régimen de Incorporación Fiscal: Los pequeños comerciantes, sin importar el tipo de servicio con que presten, se ubican dentro de este grupo de contribuyentes. Como beneficio, los contribuyentes gozan de seguro social y estar exentos del pago de impuesto durante el primer año.
  • Sueldos y salarios: A esta categoría pertenecen las personas físicas con RFC que obtienen ingresos por prestar un servicio para terceros (de tipo personal subordinado). Son quienes laboran para alguna compañía o para dependencias gubernamentales.
  • Prestación de servicios profesionales: Se trata de aquellos contribuyentes cuya forma de generar dinero se basa en brindar algún tipo de servicio de una forma independiente. Estos son profesionales que trabajan por su propia cuenta como técnicos, administradores, odontólogos, ingeniero, etc.

Un proceso gratuito virtual o presencial

En la actualidad, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pone a disposición de los contribuyentes dos maneras de registrarse para que tengan una mayor comodidad al momento de inscribirse y sacar su RFC. Se puede hacer de forma presencial en las oficinas dispuestas para tal fin o por medio de la plataforma digital de la institución. Éste último es un método válido para toda persona mayor de edad que tenga CURP.

El SAT indica que incluso menores de edad puede obtener su propio RFC, siempre y cuando cuenten con identificación propia estén percibiendo una renta fija. En este caso en particular, es necesario hacer el proceso de manera presencial, luego de haber fijado una cita en el website. Cabe destacar que este es un trámite completamente gratuito.

Requisitos para solicitar el RFC por internet 

Solicitar tu RFC es un proceso que también puedes realizarlo por internet. Para ello, debes tener a la mano ciertos requisitos, de esta manera podrás llenar el formulario al primer intento. Vas a necesitar lo siguiente:

  1.  Clave Única del Registro de Población (CURP).
  2.  Suministrar de manera correcta todos los datos personales solicitados en el formato digital. Por ejemplo: nombres, domicilio teléfono.

De la misma manera, si trabajas para una compañía, es posible inscribirte en el SAT y obtener el documento por medio de tu patrón. En este caso, debes suministrarle los datos requeridos a la persona de la empresa encargada de hacer el registro. Estos son los contribuyentes que pertenecen al régimen fiscal de sueldos y salarios.

Obtener el RFC para una persona moral

El trámite de un RFC para una persona moral requiere necesariamente programar una cita y acudir a uno de los Módulos de Servicios Tributarios del SAT. A través del portal en internet de esta entidad se puede apartar la fecha. También en ese medio se indican cuáles son los documentos exigidos, que varían según el tipo de empresa, asociación o sindicato.